jueves, 19 de noviembre de 2009

Esclava de todo


Anhelos de volver a trabajar, de sentirme más que una esclava, una esclava de mi casa, un esclava de mi hijo y una esclava de mi marido, que por mucho que estemos en el siglo XXI, que digan que las cosas han cambiado no lo creo, sinceramente no, por una sencilla razón, el hombre, el varón que quiere tener las mismas comodidades.

Quiero trabajar para dar de mí, para ser respetada y que se valore mi trabajo, sentirme mejor conmigo, porque hay veces que me planteo ¿seré una buena esposa? ¿una buena madre? pues no lo sé, y eso es por estar esclava en la casa, por no ver avances en mi matrimonio, por enfadarme con mi hijo por mi propia frustración, por no poder ser Yo Misma.

Quizás encuentre un trabajo, bueno tenía uno con muy mal horario pero por otros motivos no ha podido ser, me dice mi Sr. Desesperado "tienes que trabajar, que no llegamos" digo yo "ya, ya lo sé", jeje, pero cuando ve que me voy y que sus funciones, responsabilidades van a aumentar mucho, ya "porque no dices que no" ja-ja, eso me hace gracias, que bien se vive con una señora en casa que se ocupe de TODO, ehhh!!, si, si.

Realmente espero poder tener una autonomía económica, para sentirme útil y no tan atada, que por eso he estudiado muchos años, porque quiero trabajar, porque además adoro mi trabajo.

Mujer Desesperada

5 comentarios:

pena dijo...

Amor, desgarro, impotencia. Un trabajo que te permita combinar tus responsabilidades como madre y liberarte económicamente es lo que te deseo. Besos.

Mujer Desesperada dijo...

Gracias Pena, también yo espero poder tener libertad económica, quizás no cambie la situación, pero si pienso que me hará más fuerte, al menos para tomar ciertas decisiones con más objetividad.

mar dijo...

Ayyyyy estos hombres lo quieren todo , que trabajemos fuera, pero que no se tengan que preicupar de nada, porque se lo esolvamos nosotras, en fín, son como niños pero sin el como.

Ojalá encuentres, estabilidad en el trabajo y en la vida, besitos.

helen dijo...

Hola,

Solo quería comentarte que buscando en google "mujer desesperada", estado con el que me identifico, he dado con tu blog, y después de leerte tengo que decirte que me veo reflejada en gran parte de los sentimientos de los que hablas. Es muy complicado intentar digerir cosas en la vida para las que te han educado pero con las que te encuentras y te das cuenta de que realmente no es lo que esperabas. Yo también soy madre, estoy casada, y llevo mi casa y mi trabajo lo mejor que puedo, pero cuesta y me siento algo sola en esta lucha.
Bueno, podría no parar nunca de escribir. Simplemente me uno a tus reivindicaciones, y quizá si es tan terapeútico como parece, en algún momento haga mis reflexiones en un blog tan interesante como el tuyo. Muchas gracias y un beso.

Mujer Desesperada dijo...

Hola Helen! yo creo que en ciertos momentos es bastante terapéutico el poder escribir, el poder desarrollar una idea que te ronda la cabeza, y que no sabes como encajarla o cuanto de profundo la tienes dentro. Te animo a crearte tu propio blog, si lo haces, avísame, me gustaria leerte. Besos y gracias a tí.